domingo, 26 de enero de 2014

La México / Joselito Adame se comio a la sombra de Morante de la Puebla. 26/01.


Plaza de toros México con menor entrada de la debida para la 16 corrida de laTemporada Grande.

Se han lidiado 6 toros de Villa Carmela desiguales de presencia (1-Flojo y descastado, 2- bien presentado pero vacío, 3-poco ofensivo, fue devuelto al partirse el pitón por la cepa, 3bis de Montecristo- bueno, 4- Cómodo de cara y simple, 5- Mal presentado, 6- Anovillado y soso).

A continuación la crónica de Alcobendas82 (Banderillas Negras)…..



El Pana. No hizo nada ante el primero. Un animal con poca fuerza y mucho descaste que por lo menos no dejó muy al descubierto al diestro de Apizaco. No supo qué hacer con el toro y dejó una horrenda estocada antes de marcharse entre pitos y algunas cariñosas palmas. DIVISIÓN.

Morante de la Puebla. Del torero sevillano sólo se puede destacar algo que no debería ser noticia cómo es la buena presentación del primero de su lote. El de Villa Carmela salió suelto desde salida y nunca se prestó para el lucimiento. Cara alta, falta de casta y recorrido, sin fijeza... José Antonio no se molestó en exceso en alargar innecesariamente la faena y abrevió. LEVES PITOS.

Joselito Adame. Tras los dos grises episodios que abrieron el festejo salió entregado. Tras un recibo animoso al titular, toreó con buen son al sobrero en el recibo. La actitud la mostró a raudales y no perdió ninguna oportunidad de lucimiento. Llevó al toro galleando al peto y después realizó un templado Quite de Oro, con este garboso remate.

El Embudo era un hervidero cuando arrancó su faena de muleta con estatuarios y un COLOSAL pase del desdén. El Montecristo embestía por el derecho con clase e interés y Joselito lo cuajó a placer con algunas series de gran categoría por mando, temple y colocación. Por la mano izquierda no hubo la misma intensidad en las embestidas y hay que agradecer la ambición del diestro por querer cuajarlo por ambas manos. El toro ya no fue igual y Adame sacó a pasear su inteligencia. Con molinetes y derechazos más populistas, logró volver a encender al coso, rematando de una gran estocada. DOS OREJAS.



El Pana. Tras los momentos emocionantes vividos con Adame, la faena de El Pana resultó muy dura. Un torero que no supo qué hacer con el descastado toro de Villa Carmela que le cupo en suerte. Una serie de derechazos, muy despegados, fue lo único que se llevaron los que le esperaban. El toro fue a menos y Rodolfo, por lo menos, fue rápido con el acero (aunque fue otra estocada muy defectuosa). PALMAS DE DESPEDIDA.

Morante de la Puebla. El quinto fue un toro que nunca debió pisar La México. Pitos desde salida para el de Villa Carmela y poca paciencia con el diestro al que no le perdonaron el "trapío" de su enemigo ni el de la corrida que lidió de Hamdan en su primera actuación. Los pitos, con toda justicia, le acompañaron durante sus medios pases. La falta de ganas tampoco ayudó. Estar en una plaza de esta importancia merece algo más que la indolencia que mostró el sevillano. PITOS, CON TODA JUSTICIA.

Joselito Adame. El toro que cerró plaza fue igual de mal presentado que el de Morante pero no se llevó ni un pitido. Joselito puso entrega pero no alcanzó la brillantez de su primera faena. El de Villa Carmela sólo dejó ver las ganas del coleta pero sin la claridad de su primer episodio. Animoso pero demasiado populista en un trasteo que no dejó nada para el recuerdo. OVACIÓN

LECCIÓN DE AMBICIÓN DE ADAME QUE SE COME A LA SOMBRA DE MORANTE, QUE NO APARECIÓ. 

Fuente: Alcobendas82 / BanderillasNegras

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...