miércoles, 15 de enero de 2014

!!Basta ya!! De la reconquista y burla de las “figuras” españolas


"Ahora que asoma la paz lo que la sociedad ha de hacer es facilitar otra vez que los ciudadanos hablen en voz alta". Juan Cruz, escritor tinerfeño.

Hace 200 años los pueblos de América optaron por la libertad y ser considerados ciudadanos de patrias libres y soberanas.

Unos demoraron más que otros como Cuba que solo en ese finisecular 19-20 se desprendieron del yugo. Tenemos todo el derecho a hablar alto y claro.

Las generaciones que nos precedieron ofrendaron sus vidas para ganar ese escalón maravilloso de la autodeterminación.

Una extendida práctica raya en la grosera intromisión en el mundo taurino americano.

Resulta que las empresas , me refiero concretamente a las colombianas, hacen ingentes esfuerzos económicos para traer a las llamadas figuras. Buscan agradar a la afición que pasa por taquilla, como no puede ser de otra manera Y. aquí empieza "el baile " ( de corrales tambien, por cierto ).

Entérese de las imposiciones de apoderados, veedores y “figuras” en Colombia……


Sus apoderados reclaman la ganaderia, compañeros ( y aunque de esto no se habla, vetos hay a colegas con los cuales no quieren compartir) fecha, varios no aceptan dar alternativas, no quiere abrir en la terna y al final el dinero.

Y he aquí lo insólito : la empresa acepta conseguirles el encierro.

Ellos ( las figuras , muchas de papel, pues para serlo de verdad tendrían que medirse con todo tipo de encastes y alternar con todos los toreros, sin excepción ) envian a sus veedores, muchos de comportamiento altanero y lo sé de buena tinta, y se abre el camino de las otras exigencias : el 21|, el 14, ( números que se me vienen a la memoria ) no, esos no. Ah, y el 26 " hay que bajarle".

No, me matan, le dice el tal " taurino" al ganadero y al empresario.

Incluso horas antes de la corrida manipulan para dejar por fuera al toro que no les interesa (generalmente uno de trapio y con nota sobresaliente).

He presenciado la angustia de un criador llamando de urgencia a la finca para traer uno o dos toros que llegan en la madrugada a los corrales para complacer la glotonería insaciable del apoderado.

Ya estamos creciditos y ha corrido agua bajo los puentes en estas naciones que zurcieron su tauromaquia al amparo de muchos sacrificios de los ganaderos colombianos que invirtieron su capital por amor a la tauromaquia y trajeron sementales españoles para que germinara la semilla del toro bravo en estos andurriales de Dios , para seguir aceptando eso que en el lenguaje de Cervantes se llama bellaqueria de la imposición de condiciones injustas y oprobiosas..

La empresa ha firmado un contrato bilateral, ha aceptado unas condiciones.

Que es eso de que en las ganaderías entre un señor a exigir en nombre de la figura de turno.

Y con la consabida amenaza: Entonces si no me cambian esos toros "mi" torero no viene. Basta ya!!!!

Las empresas disponen de un comité de encierros y taurinos de larga, probada y recta experiencia que recorren las ganaderías, escrutan y eligen lo que consideran es mejor para cada plaza al presentar su informe a la junta de la empresa.

Bogotá , por ejemplo , cuenta con un taurino español de reconocida solvencia taurina como Julio Fontecha, Cali con un ganadero sin tacha, José Joaquin Quintero, Manizales con el matador César Camacho. ?

No les basta a los apoderados de las figuras ?,

Pues, no.

Ellos envían una , dos y hasta tres veces al suyo: Toda una declaración inamistosa con nuestras empresas y nuestros ganaderos.

Procedimientos inaceptables.

A esas figuras se les cubre su actuación con varios ceros a la derecha.

Se les paga , a veces más de lo que valen.

Es menester asumir que tienen obligaciones, entre ellas el respeto a estos países que les acogen con afecto y cariño y la segunda de cumplir un contrato.

No tengo nada contra los veedores pero sí contra sus caprichos.

Indebida intromisión en los asuntos internos, que diría un tratadista de derecho internacional.

Ha llegado la hora de decir

!!!basta!!!.

Es preciso que las llamadas juntas técnicas actúen, hagan valer la Ley taurina 916 que es reglamento de las corridas en Colombia.

No pueden ser, en muchísimas ocasiones, figuras decorativas.

En España y Francia esas figuras abren el cartel, se someten a las leyes, pagan sus tributos al Estado y en lo estrictamente taurino, lidian, generalmente, corridas dignas, con trapio, con edad.

Me corresponde llamar la atención sobre estos abusos, a las empresas tomar las determinaciones que estimen más prudentes.

No seré yo quien les diga que tienen que hacer porque sería caer en lo que critico.

Y una falta de respeto con ellos.

Dejar sí a un lado el temor de que si se les pone coto no vendrán.

Vienen porque les interesa, porque les pagamos cumplidamente, porque honramos los compromisos.

A esos señores debería darles verguenza tanta exigencia , tanto despropósito.

América sigue siendo un paraíso para ellos y más en estos tiempos revueltos en Europa.

Vendrán, seguro.

El presidente mexicano Lázaro Cárdenas al ser advertido por un asesor con expresión preocupada de que llegaban por cientos los inmigrantes españoles que huían de su cruenta e incivil guerra de los años 30 del siglo pasado , respondió con lucidez y generosidad : que vengan todos.

Digo lo mismo: Que vengan todos los toreros , a pie y a caballo, pero en son de paz y no de guerra a imponer condiciones extras no pactadas.

Una cosa es sugerir y otra imponer con el puño cerrado que cae como una ignominia sobre la mesa.

Basta ya !!!

Fuente: Guillermo Rodriguez / Caracol

Notad del Director: Considera usted amigo lector, que esta problemática se parece en algo a lo que pasa en Venezuela?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...